En Buffalo NY, ya hay una red @Sigfox dedicada en exclusiva al IOT #WeNeedSigfox

El texto de hoy es de Cory Nealon, director de contenidos de la Universidad de Buffalo, y nos da un ejemplo de la manera cómo la red IoT de Sigfox está siendo adaptada, de manera exclusiva, por distintas ciudades estadounidenses y por las principales universidades que se benefician de sus ventajas y otorgan una nueva herramienta tecnológica y académica a sus estudiantes y profesores.  

“Buffalo se ha unido a una lista de ciudades de Estados Unidos que tiene una red inalámbrica adaptada para el llamado Internet de las Cosas: la palabra clave de la industria de la tecnología para conectar objetos físicos cotidianos al Internet.

La red, una asociación entre Sigfox, un proveedor global de conectividad IoT (abreviatura de Internet de las cosas) y la Universidad de la Escuela de Ingeniería y Ciencias Aplicadas de Buffalo, coloca a Buffalo junto a San Francisco, Boston y a algunas docenas de lugares donde la alta tecnología se vuelve un asunto cotidiano.

Para hacer transmisiones por streaming y transmitir otros contenidos intensivos en datos, se necesitan tecnologías inalámbricas tradicionales como Wi-Fi, 3G y sistemas celulares 4G para admitir velocidades rápidas y grandes cantidades de ancho de banda. Aunque es ideal para ordenadores portátiles y teléfonos inteligentes, estos dispositivos son relativamente caros, consumen mucha energía y pueden causar atascos  inalámbricos de tráfico.

Sigfox difiere porque emplea un enfoque único de comunicaciones que van del dispositivo-a-la-nube para poner objetos simples en línea. El enfoque, que utiliza frecuencias de radio ideales para enviar pequeñas cantidades de datos a largas distancias, se conoce como la red de área amplia de baja potencia (LPWA). Reduce el costo de conexión a Internet y limita el consumo de la batería.

La red LPWA de Sigfox es ideal para sistemas que, por ejemplo, rastrean si un lugar de estacionamiento está vacante o ocupado, si un contenedor de reciclaje público está vacío o lleno, si ha llegado o no un envío, o si una puerta está abierta o cerrada: virtualmente cualquier cosa que tenga un tamaño modesto en bits de información.

El rango de una red Sigfox es mayor que la mayoría de los proveedores celulares, también. Por ejemplo, su red en la Universidad de Buffalo proporciona cobertura a la región de Buffalo Niagara.

“Es realmente tecnología de vanguardia para los investigadores de UB llevar a cabo experimentos innovadores que podrían conducir a grandes beneficios sociales”, señaló Josep Jornet, PhD, profesor asistente de ingeniería eléctrica de UB, cuya investigación atrajo Sigfox a Buffalo. “También vamos a ser capaces de implementar la red en nuestras aulas, ofreciendo a los estudiantes un curso práctico dedicado específicamente al Internet de las cosas.”

Como parte de ese curso, UB está trabajando con la ciudad de Buffalo para identificar la manera cómo los estudiantes pueden aplicar la tecnología para mejorar los servicios.

El sector tecnológico de Buffalo, la comunidad de start-ups y todos los aficionados también serán beneficiados con este acuerdo. El Internet de las cosas es un segmento de la economía mundial que podría valer más de 11 billones de dólares para el año 2025, según la consultora McKinsey & Company.

The Center for Excellence in Bioinformatics and Life Sciences (CBLS), a major UB research center for the creation of new technologies to improve health

“Estamos entusiasmados de que la Universidad de Buffalo haya elegido la red Sigfox LPWA como la columna vertebral para apoyar el Internet de las Cosas académicas”, dijo Sean Horan, director de ventas y socios de Sigfox North America. “Lo que se puede lograr a través de IoT está limitado sólo por la imaginación humana, y proporcionando a las universidades las tecnologías IoT, lo cual fomentará la imaginación, veremos toda una nueva ola de innovación impulsada por el IoT”.

“Llevar a Sigfox a Buffalo ofrece fantásticas nuevas oportunidades para nuestra comunidad académica, así como para nuestras muchas comunidades tecnológicas y de start-ups”, dijo Liesl Folks, decano de la Escuela de Ingeniería y Ciencias Aplicadas de UB. “La red proporcionará una plataforma tecnológica de vanguardia para profesores y estudiantes, así como para empresarios y empresas existentes que busquen innovar”.”