@Sigfox sigue enfocado en sus objetivos de crecimiento

“El grupo francés obtendrá unos 60 millones de euros de facturación este año, según su fundador. Sigfox, inmerso en una dura batalla de estándares para el Internet de las Cosas, denuncia ataques injustificados.

Ludovic Le Moan, fundador y CEO de Sigfox está bastante molesto. En las últimas semanas, él y su equipo están recibiendo una enorme cantidad de llamadas para preguntar si la empresa es saludable, y si la onda inicial en su gestión no es la señal de despedida … Un blog estadounidense especializado en la red incluso sugirió que la facturación de 2017 no superaría la de 2016, es decir, 32 millones de euros. Su CEO, sin embargo, le dice lo contrario a Echoes: “Terminaremos el año en alrededor de 60 millones de euros, en línea con lo que habíamos anunciado hasta ahora”. Una facturación que se apoya en la apertura hacia nuevos países, entre 15 y 18 adicionales este año, lo que debería elevar el total de países a aproximadamente 45. “Esto nos permite considerar con calma el objetivo de 60 países en 2018 que habíamos publicado. ¡Hay muchas empresas que les gustaría estar en peligro como nosotros!”, se ríe Ludovic Le Moan.

DOS MILLONES DE OBJETOS CONECTADOS

El otro pilar del negocio de Sigfox se basa en los objetos conectados por los fabricantes que usan su red. Aquí también las cifras presentadas por el start-up de Toulouse indican que le tuercen sus cuellos a sus detractores. Dos millones de objetos están conectados por SIGFOX y mil proyectos con un promedio de 50.000 unidades estarían en proceso, con lo que se reafirma el despliegue de 50 millones de objetos conectados en todo el mundo en 2019. Muy discreto sobre los detalles de estos proyectos, concretados o en el estado de estudio, Sigfox cuenta hasta la fecha con solo un gran parque de envergadura con 1.2 millones de alarmas conectadas para Securitas. “Los industriales comienzan con unos pocos miles de piezas conectadas y aumentan”, defiende el CEO. Total, Engie, Air Liquide, Bosch y SFR enriquecen la lista de grupos que usan Sigfox.

INTRODUCCIÓN EN EL MERCADO DE VALORES PARA MEDIADOS DE 2019

Una cuestión de tiempo tal vez que no molesta al fundador del start-up que recaudó 150 millones de euros: “Manejamos prudentemente nuestra liquidez y siempre apuntamos a la rentabilidad para el cuarto trimestre de 2018”.

Un punto crucial ya que el objetivo sigue siendo la salida a bolsa para mediados de 2019, “si las condiciones del mercado aún lo permiten”, sin embargo advierte Ludovic Le Moan. Para eso, tendrá que decidirse en junio con “el deseo de financiar en Francia si es posible”.

ATAQUE DE SIGFOX

En cuanto al equipo de gestión, está claro que hay un número significativo de partidas en los últimos meses. El más emblemático es ciertamente el de Xavier Drilhon en la primavera, ex n ° 2 reclutado en Oberthur, apenas dos años después de su llegada. “Dejé Sigfox el pasado mes de marzo debido a una disputa con los fundadores sobre la organización de la compañía”, dice la persona. Pero también siguieron el mismo camino el jefe de la región de Medio Oriente y África, el vicepresidente a cargo de ventas, el de comunicación y el de las redes. Peor aún, este último fue librado por … LoRa, el gran competidor.

CONTRATACIONES DE ALTO NIVEL

“Todas las salidas se realizan por iniciativa de SIGFOX y las vacantes se han cubierto”, replicó Ludovic Le Moan, que confiesa solamente “un error de reclutamiento” en su ex mano derecha. Su divergencia estaba en la organización de la compañía, cuyo fundador quería mantener una agilidad inicial. Desde entonces, el jefe de Roland Berger ha llegado a la junta. Otro novato de choque: Raouti Chehih, el artesano de Euratechnology en Lille. ¿Su misión? Predicar la techno de Sigfox con un equipo de 18 personas de todo el mundo para estudiantes, empresas de nueva creación, desarrolladores y grupos grandes.

Para su jefe, los ataques vienen principalmente  de los mejores operadores telefónicos que son sus enemigos, lo que él dice de costumbre. Desde el principio, SIGFOX fue atacado en la naturaleza unidireccional de su red, su falta de seguridad, su incompatibilidad con la normativa americana … Estas críticas han desvanecido. “La agresividad está aumentando”, lamenta el jefe que ahora está pensando responder un golpe por otro”.

Fuente: LesEchos.fr