Smart Farming: la importancia de la tecnología y las soluciones IoT para el sector avícola

Fuente: Canadian Poultry

Un vistazo a los avances recientes en soluciones del IoT para los avicultores

El Internet de las cosas (IoT) a menudo se promociona como el próximo gran avance en la agricultura. Pero, ¿de qué se habla exactamente y cómo puede ayudar a los agricultores?

Los productores de primera generación Dan y Lisa Jones dirigen un, relativamente nuevo, criadero de pollos con 50,000 unidades al norte de Fergus, Ontario. Si bien provienen de entornos agrícolas, ambos trabajan fuera de la granja. Dan es un experto en producción de biogás y trabaja para 2G Energy Inc. Lisa trabaja como enfermera. Pusieron sus primeras aves en el granero en 2018 con el objetivo de brindar oportunidades a sus dos hijos adolescentes en los próximos años.

Si bien los chicos ayudan en la granja, al ser aún adolescentes todavía están aprendiendo los fundamentos del trabajo. Dan y Lisa, por el contrario, tienen un trabajo a tiempo completo y esto hace que la eficiente administración de la granja sea a veces un desafío.

Encontrar una manera de obtener un producto de alta calidad es vital para su éxito, por lo que decidieron emplear la solución Maximus, que reúne la tecnología IoT que monitorea la ventilación, la calefacción, la humedad, la calidad del aire y la iluminación. Dan dice que esto les ha permitido comprender mejor lo que necesitan cambiar para obtener un producto confiable.

Un ambiente controlado es crítico para el éxito del producto final, dice Jones. Cuanto menos dejes que interactúe la emoción humana con los controles, más reincidente será el entorno. Ahí es donde entran las soluciones del IoT.

El “Internet de las Cosas” se describe mejor como un sistema de dispositivos informáticos interconectados –esto incluye desde máquinas mecánicas y digitales hasta sensores y aplicaciones–, que transfieren datos sin intervención humana. Los datos recopilados se envían a una ubicación central –típicamente la Nube–, a través de una red inalámbrica. En la agricultura, el uso de la tecnología IoT a menudo se conoce como Smart Farming o agricultura inteligente.

El primer dispositivo IoT llegó en forma de una máquina expendedora de Coca-Cola que fue manipulada para revisar el inventario y la temperatura de las bebidas a través del Internet. Desde entonces, ha evolucionado para incluir una gran cantidad de tecnología, incluidas aplicaciones que recopilan datos relacionados con la temperatura, la humedad, la calidad del aire, los parámetros del suelo e incluso los brotes de enfermedades.

Nuevos sensores

Cada vez más, las empresas están introduciendo una nueva tecnología de sensores con conectividad en tiempo real para el sector avícola. Las soluciones de TI S4A de Brasil, por ejemplo, recientemente se establecieron en Calgary, Alta., donde están buscando activamente nuevos clientes que estén interesados ​​en asociarse con la empresa. La compañía ofrece soluciones completas de IoT de extremo a extremo que consisten en sensores físicos y opciones de plataformas big data cloud, junto con herramientas analíticas para ayudar a generar conocimientos que respalden la toma de decisiones.

Las tecnologías incluyen sensores remotos que capturan elementos ambientales críticos como los niveles de CO2, el consumo de agua, energía y alimentación, las tasas de luminosidad y mortalidad en tiempo real. La compañía también ha diseñado sensores que monitorean las condiciones de los equipos y la tasa de crecimiento mediante básculas de pesaje, así como las condiciones ambientales como la precipitación, temperatura, humedad, dirección y velocidad del viento.

“Lo que estamos tratando de capturar con esta tecnología de IoT son los aportes ambientales y luego poder dibujar correlaciones y tendencias a través de análisis para convertirlos en una operación avícola de toma de decisiones basadas en datos”, explica Ken Choi, vicepresidente de desarrollo comercial de S4A Soluciones de TI. “Entendemos que la conversión de alimento es un indicador crítico de rendimiento: nuestra tecnología IoT permite este indicador clave de rendimiento”

Las soluciones de IoT también ofrecen ventajas para los avicultores jóvenes y nuevos, dice Choi. “En los viejos tiempos, el éxito se basaba en la experiencia. Pero ahora con la tecnología IoT, su éxito y la toma de decisiones se pueden mejorar, impulsados ​​por los datos “, dice.

Monitoreo de enfermedades

Los sensores IoT también están disponibles para la detección rápida de enfermedades, dice Jake Astill de la Red de Investigación de Salud Avícola de la Universidad de Guelph. El uso de audio, imágenes y otros sensores en combinación permite a los productores inspeccionar continuamente las bandadas para detectar síntomas de enfermedad.

“Todas las tecnologías funcionan detectando fenotipos alterados como resultado de enfermedades infecciosas, ya sea la producción de estertores en el caso de enfermedades respiratorias, disminución de la actividad que resulta en patrones de movimiento alterados o cambios en la temperatura corporal”, explica Astill.

Si bien los dispositivos que capturan datos son parte integral de la capacidad de detectar enfermedades rápidamente, es el advenimiento de IoT lo que ha mejorado enormemente la capacidad de estos dispositivos para funcionar de manera eficiente. IoT permite transferencias de datos en tiempo real, lo que permite a los agricultores detectar y responder rápidamente a brotes potenciales, lo que podría conducir a un menor uso de antibióticos en el futuro también.

“Potencialmente, esto podría incluir cambios en el ambiente del establo o la ventilación, o algún otro proceso que inhiba la capacidad de los agentes infecciosos de abandonar un gallinero donde hay aves infectadas”, dice Astill.

Con trabajos a tiempo completo fuera de su granja, Dan y Lisa Jones usan soluciones IoT para ayudar a monitorear y gestionar sus aves.

Opciones de software

Las soluciones de IoT no solo vienen en forma de sensores, sino también de software.

MTech Systems, una subsidiaria de Munters, que ofrece soluciones de hardware para medir indicadores de rendimiento, también ofrece una solución de software de extremo a extremo llamada Protein. Con sede en Atlanta, Georgia, justo en el corazón de la producción avícola estadounidense, la compañía ofrece soluciones de software que ayudan a los productores de pollos para engordar y pavo la gestión de la producción, así como predecir y mejorar el rendimiento además de aumentarlo.

“Nuestra solución está destinada básicamente a ser el centro que conecta todas las partes de la cadena de suministro desde el lado de la agricultura a los criaderos en el mercado de pollos y pavo, fábricas de pienso en términos de gestión de la nutrición, hasta plantas de procesamiento, ya sea el de huevos o de carne “, dice Chris Blosfeld, director global de ventas y marketing de MTech Systems.

“Está diseñado para capturar costos, tendencias e indicadores clave de rendimiento en toda la cadena de suministro con el fin de ayudar a optimizar la operación de principio a fin en lugar de centrarse en cada una a la vez”, explica. “En última instancia, la idea es aumentar el rendimiento al usar menos materias primas y establecer prácticas de producción más sostenibles. Para hacerlo, debemos analizar toda la cadena de suministro y no solo un componente individual”, agrega Blosfeld.

El desafío de conectividad

Los productores entusiastas de la tecnología a menudo se desaniman de adoptar nuevas soluciones debido a la mala conectividad a Internet en las zonas rurales. Pero no todas las soluciones de IoT requieren una conexión a Internet. Muchos usan frecuencias de radio para baja transmisión de datos.

Las aplicaciones de baja frecuencia incluyen lectores de medidores, monitores de temperatura y dispositivos de seguimiento para asuntos como la apertura y cierre de puertas. Las aplicaciones de mayor ancho de banda se utilizan para el seguimiento GPS en tiempo real o la transferencia de video, por ejemplo.

En todo el mundo, la frecuencia de radio gratuita, llamada banda ISM, se reserva para la transmisión de datos bajos, explica Kent Rawlings, CEO y presidente de Sigfox Canadá. “Debido a que no hay costo para acceder al espectro, existe un límite en la cantidad de datos que puede procesar a través de ese canal”, dice. “Podemos comunicar 12 bytes de información”.

Sigfox no fabrica sensores; la compañía proporciona un dispositivo estándar de comunicaciones que permite que los dispositivos de los fabricantes se comuniquen a través de la red Sigfox. Por el momento, unos 800 dispositivos usan el chip Sigfox para transferir datos. En la agricultura, esto incluye todo, desde dispositivos que miden la temperatura, la calidad del aire y el acceso a la puerta hasta los niveles de alimentación en los silos y los niveles de humedad del suelo.

Actualmente, cada chip cuesta $ 4 por dispositivo, pero Rawlings dice que la compañía apunta a reducir ese precio a $ 1 por chip. Esto es realmente importante, ya que los costos para medir y comunicar información son realmente altos en este momento. Sin embargo, a medida que el precio baja, Rawlings dice que IoT será mucho más atractivo para los productores.

Empoderamiento digital

Mientras tanto, el Dr. Tyler Whale, presidente de Ontario Agri-Food Technologies (OAFT), y la Dra. Karen Hand, fundadora y presidenta de Precision Strategic Solutions, han estado desarrollando una idea para permitir a los agricultores controlar y aprovechar la información digital que  consiguen.

AgBox es un repositorio de datos cooperativo, propiedad de los agricultores, para las montañas de información generadas en las granjas, incluida la de los dispositivos IoT. Esencialmente, la Nube basada en la granja se proporcionaría a los interesados ​​avícolas, por ejemplo, a aquellos que necesitan o requieren un servicio seguro de recopilación, almacenamiento y habilitación de datos.

La idea, dice Whale, es garantizar que los datos estén controlados y generen un rendimiento creciente para quienes los crean. Hand and Whale son co-líderes en el proyecto respaldado por OAFT, una organización sin fines de lucro que se enfoca en la comercialización de nuevas innovaciones en tecnología agrícola.

La plataforma es ideal para los agricultores que utilizan múltiples herramientas que no necesariamente se sincronizan bien. “O, por ejemplo, la falta de confianza en las instituciones públicas que son susceptibles a las reglas de libertad de información, por lo que es poco probable que los agricultores pongan sus datos comerciales en instituciones académicas o en una plataforma gubernamental en su totalidad”, dice Whale. “Quieren poder controlar sus datos comerciales privados, pero al mismo tiempo darse cuenta de su valor en el colectivo o en el agregado de esos datos”.

Si bien la plataforma aún no está lista, requiere financiamiento y necesita un mayor desarrollo, la visión se está desarrollando.

Un futuro conectado

Es probable que los dispositivos IoT se vuelvan más comunes en las granjas en un futuro muy cercano, especialmente a medida que aumenta el tamaño de la granja y la presión para producir más alimentos de manera más eficiente.

La solución IoT permitirá a los agricultores tomar mejores decisiones en términos de conversión de alimentos y control de enfermedades, así como monitorear indicadores clave de desempeño que mejoren la producción. El futuro está conectado.