¿De qué manera el Internet de las Cosas puede mejorar la seguridad pública?

Fuente: Security / Escribe: Ajay Rane

Con tanto trabajo encima, los funcionarios de seguridad pública necesitan tanta ayuda como puedan cuando se trata de proporcionar servicios a los ciudadanos. Las tecnologías del Internet de las Cosas (IoT) pueden ayudar a los funcionarios públicos al brindar información importante cuando más los necesitan. Especialmente cuando se trata de la seguridad de los residentes, los datos deben ser confiables y de fácil acceso, y es aquí donde entra en juego una red 0G. Las opciones de conectividad IoT como 0G proporcionan una experiencia rentable, de bajo consumo y fácil de usar, con integración simple para funcionarios de seguridad pública que buscan mantenerse actualizados y seguros.

Aquí hay algunos ejemplos de la manera en que los dispositivos IoT –que se ejecutan en una red 0G– pueden usarse para ayudar a los funcionarios, lo que permite una mejor seguridad pública.

Prevención del colapso estructural de las construcciones

En promedio, alrededor de 128 puentes colapsan en los Estados Unidos cada año, causando caos, interrupciones y, en el peor de los casos, muertes en áreas locales. La mejor manera de evitar este tipo de desastres es a través del mantenimiento preventivo.

Mediante el uso de datos generados por dispositivos IoT (sensores) para impulsar algoritmos de inteligencia artificial (IA) y aprendizaje automático (ML), los funcionarios pueden obtener información predictiva sobre la infraestructura de la ciudad y detectar daños midiendo cambios y vibraciones en estructuras que pueden indicar grietas, extensiones o excesiva presión. Esto permite a los funcionarios identificar pro-activamente problemas potencialmente mortales y realizar tareas de mantenimiento preventivo para que los problemas pequeños no se conviertan en problemas más grandes.

Por ejemplo, los dispositivos IoT (sensores) conectados a los puentes permiten a los funcionarios de la ciudad y a los funcionarios de la tripulación de la construcción monitorear todos los puentes de la ciudad 24/7. Si una grieta parece estar creciendo o una tensión se está volviendo peligrosa, un sensor enviará alertas instantáneamente al personal apropiado, permitiendo a las ciudades identificar estructuras en riesgo antes de que causen daños a las estructuras circundantes o dañen a los residentes.

Localizar personas perdidas o en peligro

Determinar la ubicación exacta de alguien que llama al 911 a veces puede ser un desafío. Debido al alcance cercano y la señal constante que necesitan muchas redes, el despacho puede tener dificultades para determinar la ubicación exacta de la persona que llama en tiempo real.

Por ejemplo, si un excursionista sube una montaña y se lastima, generalmente solo tiene una opción para llamar al 911: un teléfono celular. Sin embargo, la señal celular puede escasear en áreas remotas. Si ocurre una emergencia, ¿se enviará una llamada al 911? Y si se realiza una llamada, ¿podrá la policía obtener la ubicación exacta de la persona lesionada?

Con los rastreadores habilitados para IoT y los botones de pánico que se ejecutan en una red 0G, estas cosas son un hecho. Al elegir usar dispositivos IoT conectados a una red 0G, los excursionistas pueden sentirse cómodos sabiendo que los primeros en responder pueden identificar rápidamente dónde están, en tiempo real, asegurando una respuesta más rápida. Debido a que la red 0G cubre un área amplia y no depende de WiFi o celular, la policía y otros funcionarios de emergencias pueden estar seguros de que la ubicación es precisa y que la señal no se perderá, lo que facilita el seguimiento de la persona desaparecida.

Controlar los problemas de saneamiento en las ciudades

No todas las aplicaciones de seguridad pública tienen que ver con personas desaparecidas o edificios que se caen; a veces, mantener las ciudades limpias y saludables puede ser tan importante cuando se trata de mantener a los ciudadanos seguros.

Desde el monitoreo de la recolección de basura, la infestación de plagas y más, los dispositivos IoT pueden brindar a los funcionarios de seguridad pública y de la ciudad información sobre en qué parte de la ciudad hay problemas de saneamiento y cómo abordarlos. Por ejemplo, los dispositivos IoT conectados a contenedores de basura pueden comunicar si están llenos. Si el contenedor se está llenando rápidamente, los datos recopilados por IoT podrían indicar que el contenedor debe vaciarse con más frecuencia. Al evitar la acumulación de basura, los funcionarios también pueden prevenir la presencia de animales no deseados y la propagación de gérmenes.

En el verano, los dispositivos IoT también pueden analizar piscinas públicas en tiempo real, indicando si hay un problema con la temperatura, el pH, el cloro activo o los niveles de salinidad. Esto permite a los funcionarios abordar si hay demasiados productos químicos en la piscina y detener la propagación de la enfermedad.

La seguridad pública, desde el trabajo policial hasta la sanidad, no es algo que se pueda tomar a la ligera. Al recurrir a dispositivos IoT, los funcionarios pueden obtener la información que necesitan cuando la necesiten, lo que genera que haya mejores ciudades, más seguras para todos.