Los sistemas de rastreo vehiculares de próxima generación reducen los costos y los gastos generales de los reclamos a las compañías de seguros

Fuente: Sigfox

RESUMEN EJECUTIVO

° En todo el mundo, las compañías de seguros gastan miles de millones de dólares cada año para reemplazar los vehículos robados.

° La industria busca una manera de minimizar la carga del reemplazo de vehículos robados, pero las soluciones telemáticas tradicionales se quedan cortas.

° Los sistemas de seguimiento de vehículos de próxima generación, impulsados ​​por la red global de IoT de Sigfox, resuelven los principales problemas asociados con la telemática.

° Los sistemas de seguimiento de próxima generación son la última revolución en Insurtech: aumentan las tasas de recuperación automática y reducen los costos y los gastos generales de reclamos de seguros.

LA INDUSTRIA DE SEGUROS PAGA UN ALTO PRECIO POR LOS VEHÍCULOS ROBADOS

Insurance industry pays a hefty price for stolen vehicles

La Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito estima que, en todo el mundo, una de cada 1.500 personas es víctima de robo de vehículos cada año. Combine esto con el hecho de que en algunas áreas, las tasas de recuperación caen muy por debajo del cincuenta por ciento, y no es de extrañar que la industria de seguros haya defendido el uso del seguimiento telemático en los últimos años. Cada vehículo que se recupera rápidamente representa miles de dólares en ahorros por los reclamos.

Pero aquí reside el problema: los ladrones sofisticados se han vuelto más inteligentes, a menudo lo suficientemente inteligentes como para frustrar los sistemas telemáticos tradicionales. Esto deja a los propietarios de vehículos y a la industria de seguros que los atiende con grandes brechas en la protección de seguimiento.

Colocar un bloqueador GSM dentro de un vehículo robado a menudo es todo lo que necesitan los ladrones para frustrar los esfuerzos de rastreo y recuperación. Para estar seguro, un ladrón más experimentado podría incluso usar un detector de RF digital portátil para encontrar un dispositivo de rastreo y poder eliminarlo por completo. Incluso los ladrones menos expertos en tecnología saben que si esconden un vehículo robado en un garaje subterráneo o dentro de un contenedor de acero, las señales de rastreo se oscurecen.

Los sistemas de rastreo de vehículos de próxima generación resuelven estos problemas que han afectado a las generaciones anteriores de telemática. Los sistemas de seguimiento seguros, impenetrables y rentables de última generación burlan a los ladrones y ayudan a las fuerzas del orden a encontrar vehículos robados rápidamente, antes de que ocurran daños importantes. No es de extrañar que la industria de seguros esté comenzando a darse cuenta de esta última revolución en Insurtech.

LOS SISTEMAS DE RASTREO VEHICULARES DE PRÓXIMA GENERACIÓN MINIMIZAN LA CARGA DEL ROBO DE AUTOMÓVIL Y SU RECUPERACIÓN

Entonces, ¿por qué los sistemas de rastreo vehiculares de próxima generación son más efectivos y más seguros que las opciones tradicionales? A diferencia de los productos telemáticos estándar, el seguimiento de vehículos de última generación no depende de la fuerza de las señales WiFi y 4G para su éxito. En cambio, los sistemas se conectan a la red segura de LPWAN de Sigfox, dedicada exclusivamente al Internet de las Cosas.

Next-generation vehicle tracking minimizes the burden of auto theft recovery

Prácticamente impenetrable e indetectable.

Las señales de seguimiento de vehículos enviadas a través de la red Sigfox se transmiten mediante la modulación de banda ultra estrecha, lo que las hace mucho menos susceptibles al “ruido” de los bloqueadores GSM y otras interferencias. A diferencia de las redes celulares, la red Sigfox no restringe una señal a una torre designada. En cambio, la señal es recibida por cualquier estación base Sigfox cercana. Cada señal de seguimiento es recibida por un promedio de tres estaciones, lo que ayuda a garantizar que las señales se transmitan siempre, incluso en presencia de dispositivos de interferencia GSM.

Debido a que los dispositivos de rastreo de vehículos que se conectan a la red Sigfox envían señales de radio de potencia muy corta y extremadamente baja en frecuencias aleatorias, cuando un ladrón escanea un vehículo en busca de una señal de rastreo, simplemente no la encontrará.

Señal potente y alcance ilimitado.

Aunque no es probable que los ladrones descubran un dispositivo de rastreo de próxima generación, la policía seguramente lo hará. A diferencia de la telemática tradicional, los sistemas de última generación no se oscurecerán tan pronto como un automóvil esté oculto en una tienda subterránea o estacionado en un contenedor de acero para transportarlo al mercado extranjero. Tampoco se oscurecerá si un automóvil se muda a un área rural con una débil señal 4G.

Esta capacidad de penetrar en el acero, combinada con el hecho de que los dispositivos funcionan con una batería de larga duración, también significa que los rastreadores de próxima generación pueden ocultarse prácticamente en cualquier lugar de un vehículo, haciéndolos mucho menos visibles para los ladrones. Una solución de rastreo tradicional, por otro lado, solo se puede colocar en un puñado de ubicaciones, ya que debe conectarse a un vehículo y colocarse donde una señal 4G pueda alcanzarlo.

Aceptado por los consumidores y la policía.

Si un vehículo está protegido por un sistema de rastreo de próxima generación, generalmente se recupera en cuestión de horas, dando a los ladrones poco tiempo para dañarlo o deshacerse de él. Esto, a su vez, reduce la carga y los costos administrativos para las compañías de seguros.

Pero, por supuesto, para que todo esto funcione a favor de la industria de seguros, los consumidores deben comprar los rastreadores y la policía debe aceptarlos. No es un problema. En la mayoría de los lugares, los sistemas de rastreo de vehículos de próxima generación ya son bien aceptados por la policía como la solución líder, debido a su facilidad de uso y a los centros de seguridad dedicados y de soporte las 24 horas, los 7 días de la semana que los administran.

Es igualmente probable que los consumidores acepten el seguimiento de vehículos de próxima generación. Sin necesidad de cableado, configuración o mantenimiento complicado, el costo de los sistemas de seguimiento se mantiene bajo. De hecho, un dispositivo se vende por menos del costo para reemplazar un solo parabrisas roto. Teniendo en cuenta el hecho de que a uno de cada 1.500 consumidores se les robará su automóvil durante el próximo año, este es un pequeño precio a pagar por su tranquilidad.