Inteligencia artificial, Impresión 3D, el Internet de las Cosas y la realidad aumentada: cuatro innovaciones en la lucha contra el Covid-19

Fuente: Expansión / Escribe: M. Prieto

La digitalización requiere de tecnologías como la inteligencia artificial, la impresión 3D, el Internet de las Cosas o la realidad aumentada. La pandemia ha demostrado su utilidad en diversidad de iniciativas innovadoras.

La crisis del coronavirus ha puesto a prueba el valor de la tecnología. “Está jugando un papel esencial a la hora de combatir esta pandemia: El big data, la inteligencia artificial y la impresión 3D son los grandes puntales para la prevención, la investigación y la fabricación de equipos y suministros para nuestra red sanitaria”, resaltaba recientemente en declaraciones a EXPANSIÓN Helena Herrero, presidenta de HP.

Según un reciente informe de Grant Thornton, las iniciativas innovadoras desplegadas para luchar contra la pandemia han recurrido a tecnologías como el big data, la inteligencia artificial, la robótica, la ciberseguridad, el blockchain y los chatbots. Carol Lago, senior manager de Consultoría Tecnológica e Innovación de la firma, asegura que las organizaciones deben “reinventarse” y hacer uso de la innovación para “mitigar los efectos colaterales de la nueva realidad que estamos viviendo” y mantenerse “en la vanguardia”.

Más allá de su empleo en estos momentos en la lucha contra la pandemia, muchas de estas tecnologías han demostrado estos días su potencial. “La tecnología provee alternativas y soluciones para sacar el máximo partido de esta nueva normalidad y para garantizar el desarrollo de la actividad en todos los ámbitos”, apunta Arantxa Sasiambarrena, CEO de The Valley.

1. INTELIGENCIA ARTIFICIAL: LA HORA DE LA VERDAD

El 53% de las iniciativas innovadoras desplegadas en la lucha contra el coronavirus ha recurrido al big data y a la inteligencia artificial, según un estudio de Grant Thornton. La detección temprana de infectados, el diagnóstico rápido o el seguimiento de tratamientos son algunos de los ámbitos en los que se ha aplicado la inteligencia artificial. Arantza Sasiambarrena, consejera delegada en The Valley, explica que la crisis actual puede actuar de detonante para impulsar la adopción de la inteligencia artificial en España. “Hasta ahora ha tenido poca incidencia”, dice, y apunta a que su uso se ha centrado más en la eficiencia que en la experiencia de usuario o la atención al cliente. En su opinión, las empresas van a desarrollar más proyectos para “sacar ventaja al valor añadido” que la inteligencia artificial ofrece “por la vía de la personalización y la conveniencia, que son las prioridades del cliente hoy en día”. Esta experta se muestra confiada y cree que, a pesar de la crisis, no se van a frenar los planes de implementación y desarrollo de la inteligencia artificial.

2. LA VERSATILIDAD DE LA IMPRESIÓN3D EN EL ÁMBITO DE LA SALUD

La impresión 3D ha demostrado en esta crisis que es una alternativa de producción de algunos materiales sanitarios en momentos de carencia de stock. “La urgencia de esta crisis ha puesto en valor características como la reducción del tiempo de respuesta entre el diseño y la producción del material, y la posibilidad de hacer llegar estos diseños en cuestión de segundos allá donde se necesiten para que se puedan replicar”, explicaba recientemente a EXPANSIÓN Ramón Pastor, presidente mundial de Impresión 3D de HP. La compañía tecnológica ha sido clave en el diseño y fabricación de más de 80.000 piezas críticas para la atención sanitaria que han cubierto las necesidades de cerca de 80 hospitales de España.

César Santos, director de Márketing de FormLabs , apunta además que la impresión 3D ofrece autonomía para otras posibles situaciones de emergencia futuras en las que se requiera de una rápida respuesta sanitaria. Las impresoras 3D y resinas biocompatibles de esta empresa se han utilizado por hospitales, sistemas de salud y agencias gubernamentales en proyectos que abarcan pruebas Covid-19, EPI y componentes para equipos médicos. “Durante este proceso hemos aprendido de la importancia de contar con modelos de producción más descentralizados, flexibles y resilientes en todos los sectores industriales”, reflexiona Pastor.

3. INTERNET DE LAS COSAS PARA GANAR EFICIENCIA

Con la tecnología necesaria ya lista para escalar, el desarrollo del Internet de las Cosas (IoT) es muy prometedor en España, aunque es cierto que aún queda camino por recorrer. Es todavía pronto para determinar cómo puede afectar la crisis actual a este mercado. “Creo que ahora más que nunca las empresas deber ver el IoT como una inversión que puede ayudarles a reducir costes y ganar en eficiencia en un momento en el que sus presupuestos pueden verse muy comprometidos o reducidos”, plantea Rebecca Crowe, managing director de Sigfox en España. Esta compañía ha implementado en varios hospitales de campaña, como el de Ifema, soluciones como el uso de botones inteligentes para facilitar la atención a los pacientes y sensores de calidad del aire, gracias a su red para conectar dispositivos con el mínimo consumo de energía. Crowe defiende que las empresas pueden sacar partido al IoT en proyectos que faciliten cambios de modelo de negocio, optimización del control de gastos, soporte al teletrabajo, monitorización de ocupación en locales, la telemedicina o la asistencia a mayores.

4. LOS DRONES DEMUESTRAN SU UTILIDAD DURANTE LA PANDEMIA

La pandemia ha demostrado la utilidad de los drones. “Son una herramienta muy valiosa para ayudar a reducir riesgos de contagio en tareas de comunicación, desinfección y logística”, explican en la empresa española Quaternium. Por ejemplo, estas semanas hemos visto cómo los drones con altavoces permitían a las fuerzas de seguridad vigilar el cumplimiento de las medidas de confinamiento. También pueden emplearse para rociar con productos químicos desinfectantes espacios públicos, con un ahorro sustancial en comparación con la fumigación manual, explican en Quaternium. El distanciamiento físico durante la pandemia subraya el valor de los drones también en ámbitos logísticos, para entrega de suministros médicos y esenciales sinla intervención humana. Empresas como Amazon llevan tiempo trabajando en el empleo de drones para la entrega de pedidos, y la situación actual puede acelerar los planes de desarrollo en este ámbito.

5. REALIDAD VIRTUAL PARA UNMUNDO EN MODO REMOTO

El confinamiento de la población debido a la pandemia de coronavirus ha puesto el mundo en modo remoto. El teletrabajo y la educación a distancia son dos buenos ejemplos de este cambio. ¿Podría ser éste el momento de explorar las oportunidades de la realidad virtual y aumentada para generar experiencias más intensas en este tipo de actividades en remoto? Lo cierto es que, hasta la fecha, estas tecnologías no han despegado lo rápido que algunos auguraban hace algunos años y se han encontrado con barreras culturales para su adopción masiva.

En estos meses de confinamiento, sin embargo, hemos visto multitud de propuestas en este ámbito. Por ejemplo, la opción de la realidad aumentada en la Búsqueda de Google permite a los usuarios llevar objetos y animales 3D a su entorno para convertir el salón en un zoo vivo, hacer una ‘excursión’ por el cuerpo humano o explorar de cerca la nave Apollo 11, entre otras experiencias.