fbpx

Rebecca Crowe de #Sigfox: “Hay que crear el ecosistema del internet de las cosas entero”

Rebecca Crowe de #Sigfox: “Hay que crear el ecosistema del internet de las cosas entero”

Fuente: Atlas tecnológico

La directora general de Sigfox España asegura que el IoT provocará la “uberización de la economía”, con un auge de fórmulas como el renting y la monitorización a distancia. La tecnología quizás se sobrevaloró al principio, “se creyó que era más madura”, dice, pero su potencial de casos de uso no deja de crecer y “será más grande de lo que pensamos”

Rebecca Crowe llegó a la dirección general de Sigfox España hace cinco años procedente del mundo de las telecomunicaciones. Tenía ante sí un desafío de calado: “de conectar personas a conectar objetos”. Transcurrido este tiempo su conclusión es que en el ámbito del internet de las cosas (IoT) en España “hay que construir un ecosistema entero, activar clientes, casos de uso, buscar partners para que integren tus soluciones en sus propuestas o desarrollen hardware para sensores que sean más baratos”.

Sigfox está especializada en la implementación de redes inalámbricas que conectan dispositivos que emiten pequeñas cantidades de datos, consumen poca energía y operan sin interrupción. De entre la multitud de casos de que se han ido formulando para el IoT, la su directora general en España apuesta por tracking de activos, facilities managementsmart cities y metering de agua, que son los más sencillos de lanzar. En el medio plazo se consolidarán otros casos de uso para cambios de propuesta y de manera de vender y comercializar las empresas”. Su visión es que el IoT provocará una paulatina e imparable “uberización de la economía”, de forma que “en vez de vender producto se irá a un renting de producto y a monitorizar a distancia”.

La oportunidad de negocio, a juicio de Rebecca Crowe, para los proveedores de servicios tecnológicos se encuentra, sobre todo, en la capacidad de ofrecer soluciones adaptadas al sector de destino. No sólo hay que especialistas en tecnología, sino también en la actividad, ya sea industrial, logística, agrícola o energética. “Pocas empresas pueden hacer el servicio completo”, explica, por eso tecnológicas como Sigfox buscan “especialistas del sector para entender casos de uso y cómo aportar valor a una industria, porque de eso tenemos poco”.

Para que salga bien un cliente en IoT, Rebecca Crowe ha identificado “10 elementos”, como caso de uso, visión clara de lo que quiere, partners tecnológicos para integrarlo… “He aprendido que el IoT es una industria nueva, una propuesta de valor nueva que se ha sobrevalorado, se creyó que era más madura; pero será más grande de lo que pensamos”, afirma.

España es referente para Sigfox, “es el país con más conexiones”, apunta su directora general. “Estamos llegando a los tres millones de objetos conectados. Lo que hace bien España es que tenemos gente capaz de ver realmente la aplicación de una tecnología y de trabajar de manera transversal diversos departamentos y áreas técnicas, somos muy creativos”. La pequeña dimensión de la industria es una “desventaja”, pero “el nivel de creatividad es muy alto”.

“El punto dulce para Sigfox es el tracking de objetos logísticos, la supply chain, los edificios inteligentes, la salud, la monitorización de personas de la tercera edad”, explica. “Y nuestra mayor aplicación es seguridad”. Eso ha convertido a la compañía, a raíz del distanciamiento social provocado por la pandemia, en indispensable para “la monitorización de viviendas vacías, los espacios de trabajo, la calidad del aire, las emisiones de CO2”.

Sigfox ha participado en una prueba de medición de la calidad del aire en autobuses de la empresa DBus en San Sebastián. El poder del IoT se ha puesto de manifiesto al revelar que el 99% del aire que respiran los pasajeros procede del exterior y se renueva cada 13 segundos en el interior del vehículo, es decir, cinco veces por minuto. “Es muy importante: lo que no se monitoriza no se puede medir”, sentencia Rebeca Crowe.

Ya no hay duda de que la red de conexiones que ofrece Sigfox está en busca permanente de especialistas en análisis de datos. “Son muchos los partners integradores o los proveedores de soluciones ya establecidos que nos integran, también startups que nacen para un caso de industria”, apunta. Eso posibilita que, aunque las grandes ciudades “por densidad, por número de gente”, concentran muchos proyectos, empiece a percibirse que “nuevas tecnologías como el IoT dan la oportunidad para que lugares que no están tan cerca de la tecnología tengan un ecosistema en el que nacen muchos partners”. Rebecca Crowe cita, en ese sentido, el dinamismo de regiones como Murcia, Cantabria, Aragón o Extremadura, “es una oportunidad para ellos, no necesitan estar en Madrid, Valencia y Barcelona”.

Cellnex ha sido vital en el crecimiento de Sigfox en España, con su trabajo para Securitas Direct como gran referente, por su contribución al despliegue de “una red de primera calidad, cubriendo el 95% de la población y densificando cada vez más, son muy buenos planificando radio”. Para los clientes que quieren lanzar soluciones a nivel masivo “tener a una compañía como Cellnex, que te asegura el backup y la gestión de carga y objetos es muy importante”, afirma.

En cuanto a las expectativas que abre el IoT en los diferentes sectores, la directora general de Sigfox destaca que “hay industrias que sufren mucho con la crisis, como el automóvil, que está viviendo un cambio de volumen y un cambio de modelo, otras están viviendo un momento glorioso, como la logística, la construcción y la rehabilitación”. La estrategia de la compañía francesa sigue enfocada en todos los casos en “atacar vía supply chain y logística, porque tenemos capacidad de transmisión de datos muy pequeña”.

Esa visión no cambiará pese a la avenida de tecnologías disruptivas como la 5G. “Nuestro posicionamiento es 0G, nos planteamos casos de uso que necesitan mucha batería y pocos datos para ayudar a hacer el backup de tecnologías como la 5G. Sería un error intentar en la 5G porque ataca casos de uso muy particulares y los clientes no lo entenderían”, concluye Rebecca Crowe.

Related Posts