instalación hidráulica IoT

Raúl Alarcón de Hidroconta: “El IoT ya no es más una opción de futuro, sino realidad en el mundo del agua”

Fuente: iagua 

¿Cómo convertir una instalación hidráulica en una de nueva generación y poder controlarla de manera remota? Con los dispositivos IRIS de Hidroconta es posible, ya que permiten acceder a los contadores mecánicos al mundo de las comunicaciones IoT.

Hablamos sobre la gran versatilidad del módulo de comunicación IRIS con Raúl Alarcón, director de Hardware de Hidroconta, ingeniero electrónico y de automatización especializado en hardware con más de veinte años enfocado en la automatización y diseño de hardware. En Hidroconta desarrolla proyectos desde su planteamiento inicial, el diseño, la fabricación y las diferentes pruebas hasta la puesta en marcha de un equipo.

Pregunta: En primer lugar, háblenos de IRIS y de cuáles son sus aplicaciones dentro del sector del agua.

Respuesta: IRIS es un dispositivo de telelectura diseñado para ser flexible y adaptable para cualquier tipo de contador, ya sea de nuestra marca o de la marca de cualquier fabricante a través de emisor de pulsos. Por este motivo, encaja tanto en aplicaciones del sector del agua de riego como en el de agua potable o residencial en contadores de cualquier calibre, por lo que es válido, también, para la monitorización de las redes de abastecimiento.

Además, por ser un dispositivo de tipo AMR puede instalarse, incluso, sobre contadores ya existentes, convirtiéndolos en contadores conectados capaces de enviar periódicamente, históricos de consumo, alarmas, etc.

P.- Una de sus principales características es la diversidad de tecnologías de comunicaciones integradas, ¿qué ventajas tiene esto frente a otros dispositivos de comunicación?

R.- La principal ventaja que le aporta es la posibilidad de adaptarse, fácilmente, a cualquier escenario, sin importar la cobertura existente en la zona o la situación del contador.

Hidroconta, factura más del 70% de su producción fuera de España. Todos nuestros desarrollos tienen en cuenta esta circunstancia, diseñándose, en origen, para poder adaptarse a las normativas que rigen en otros países, así como a la cobertura dominante en cada uno de ellos.

A nivel de instalación, no es lo mismo un medidor colocado en la fachada de una vivienda empotrado en la pared, que una batería de contadores instalada en el sótano de un edificio de apartamentos. Poder elegir entre un amplio abanico de tecnologías, nos permite seleccionar con precisión la que mejor se adapta a cada caso.

P.- En este sentido, ¿de qué forma se integra el módulo de comunicación IRIS con el Sistema Deméter o la APP desarrollados por Hidroconta?

R.- Para la mayoría de nuestros clientes, el método que utilizan los contadores para enviar la información es indiferente. Su prioridad es tener los datos disponibles de forma clara y fiable para su análisis. Esto, les es muy importante, de cara a su proceso de toma de decisiones.

IRIS se integra de forma transparente para el usuario tanto en nuestra plataforma como en nuestra aplicación móvil, de manera que nuestros clientes solo visualizan un contador que está enviando datos (volúmenes, históricos de consumo, alertas…) no siendo relevante el medio que se utiliza para hacerlo.

Ambas aplicaciones permiten localizar y acceder a ellos de forma rápida y sencilla, pudiendo visualizarlos en forma de tabla o de gráfico. Nuestros programas también dan la posibilidad de volcar la información a un fichero estándar para poder ser tratados con otras herramientas de análisis.

En definitiva, hemos diseñado nuestro software para facilitar que nuestros clientes se puedan centrar en lo que realmente les importa, que es la gestión de sus activos, ocultando, o haciendo transparentes otros factores de su red que les son menos importantes.

P.- De todos los proyectos en los que se ha utilizado la tecnología de IRIS, ¿cuáles destacaría por su repercusión?

R.- Actualmente tenemos tres proyectos que destacan por la diversidad de tecnologías de comunicación que utilizan y que vienen a poner en valor la gran versatilidad del sistema de la que hablábamos antes.

Sierra de Gador. Donde tenemos instalados dispositivos Iris con comunicación Sigfox sobre contadores de agua de riego preexistentes y de gran calibre a través de emisor de pulsos.

Vall de Gallinera. Es un proyecto de telelectura para agua residencial donde se han instalado contadores de nuestra marca con dispositivos Iris conectados por captación inductiva. En este caso se utilizan comunicaciones LoRaWAN.

Montealina. Es una urbanización de la sierra de Madrid donde se han convertido los contadores de agua potable existentes a telelectura a través de Iris Sigfox contactados con emisor de pulsos.

Tenemos también proyectado un piloto en colaboración con la Universidad Politécnica de Valencia e Idrica en la que se instalarán dispositivos de captación inductiva y comunicaciones NBIoT.

Estos proyectos ejemplarizan muy bien la gran flexibilidad de nuestro producto y lo fácil que es adaptarlo a cualquier escenario.

P.- ¿Qué motivó a Hidroconta a hacer un esfuerzo en el ámbito de desarrollo en cuanto al uso de todos los protocolos de comunicación disponibles?

R.- En primer lugar, la necesidad del mercado de tener un control más exhaustivo de un recurso tan escaso como es el agua potable.

Las tecnologías de transmisión de datos existentes no ofrecían una solución perfectamente adaptada a esta necesidad, bien por un consumo de energía excesivo (tiempos de vida muy limitados), o bien por distancias de comunicación muy cortas (despliegue de topologías excesivamente complejas y de muy difícil mantenimiento).

La aparición de las tecnologías LPWAN proporcionó, por primera vez, una solución adaptada al mundo del metering que solucionaba ambos problemas. Sin embargo, cuando nos enfrentamos a los distintos casos de uso que se nos presentaron, nos dimos cuenta de que, siendo todas las tecnologías válidas, había algunas que se adaptaban mejor que otras a los distintos escenarios. Es por eso que, mediante un gran esfuerzo de desarrollo por parte de la empresa, decidimos integrar todas ellas, de forma que el producto resultante fuese extremadamente flexible y adaptable, dando una respuesta, lo más global posible a nuestros clientes.

P.- La IoT es una de las tecnologías que mayor irrupción está teniendo en la industria del agua. Bajo su punto de vista, ¿cuáles son las mayores diferencias en la gestión del agua antes y después del uso de la IoT?

R.- En el mundo del metering “pre-iot” teníamos dos escenarios posibles:

  • Sistemas walk-by en que un operario tenía que recorrer toda la instalación para extraer los datos de los contadores. En este caso, no se disponía de datos diarios actualizados, sino que se obtenían de forma periódica, normalmente una vez al mes.
  • Sistemas de red fija que requerían de una compleja red de concentradores para funcionar.

En el primer caso, al recibirse datos de forma periódica, la detección de alertas se producía con retrasos, muchas veces críticos en lo que al mantenimiento de la red se refiere. Mientras que el segundo caso suponía un gran esfuerzo económico en el despliegue y posterior mantenimiento de la red.

La aparición de las tecnologías LPWAN ha supuesto la posibilidad de poder integrar topologías en red fija que nos dan la posibilidad recibir datos y alertas de forma diaria, pero sin el inconveniente del mantenimiento de red, ya que, debido a la gran distancia de comunicación que alcanzan, permiten limitar de forma drástica el número de concentradores, o incluso, en la mayoría de los casos, poder contratar los servicios de operadores que nos provean de esa necesaria cobertura a unos precios muy competitivos.

P.- En su opinión, ¿cómo se posiciona la IoT en el futuro de la gestión del agua?

R.- El IoT ya no es más una opción de futuro sino realidad cada vez más implantada en el mundo del agua.

En Hidroconta apostamos por que el 100% de los contadores estarán en telelectura a corto o medio plazo y en ese sentido se orientan todo nuestro desarrollo.